CÓMO ELEGIR UNA CREMA CORRECTAMENTE

2/16/2014 Potigirls 16 Comments

¡Hola Potigirls!
¡Una semanita más, qué rápido pasa el tiempo! Hoy vengo con un post diferente, donde voy a inaugurar la sección del blog "Tutoriales". En esta sección podréis encontrar desde tutoriales para hacer vuestros propios cosméticos, ideas y trucos para ahorrar o aprovechar potis, tutoriales de maquillaje, pautas para comprar bien los cosméticos, ingredientes cosméticos... en fin, una sección que poco a poco tengo la intención de ir ampliando y que sea muy completa, para que en ella podáis resolver todas las dudas que tengáis sobre cosmética.
Hoy vamos a hablar sobre cómo elegir una crema y no equivocarse. Lo de no equivocarse es relativo, ya que en el mundo de la cosmética, podemos elegir una crema correctamente y por lo que sea, para nuestra piel puede que no funcione, pero al menos, os voy a dar las pautas para equivocarse lo menos posible y que al menos, no nos timen y haber elegido correctamente.

COSAS A TENER EN CUENTA ANTES DE COMPRAR UNA CREMA


  • Saber nuestro tipo de piel y sus necesidades: nuestra piel va cambiando a lo largo de los años y sus necesidades también. Lo primero que tenemos que saber para acertar es las necesidades que tiene nuestra piel: si la notamos cansada, apagada, si se nos marcan las primeras líneas, si tenemos acné, si brillamos más que las luces de neón de un local de alterne, si tenemos manchas... en fin, lo primero es hacernos una lista con todas las cosas que creemos que necesita nuestra piel.

  • Pregúntale a tu esteticién y/o a tu dermatólogo: apunta también lo que te digan los expertos. Si te dicen que tienes piel mixta, grasa, si necesitas antiarrugas, si todavía no... y mira qué cosas coinciden con las que tú has apuntado. Eso sí, no compres nunca una crema que te recomiende tu esteticién o dermatólogo sin antes haber buscado opiniones sobre ella en internet y sin mirar sus ingredientes, con eso no quiero decir que estos expertos no aconsejen bien, simplemente que hay muchas veces que intentan venderte sus productos y puede que haya productos más económicos en el mercado con los mismos resultados o a lo mejor otras fórmulas que pueden convencernos más. 
  • Si no notas resultados con una crema no repitas: aunque parece bastante evidente, hay gente que repite y repite con la misma crema a pesar de no haber notado nada de nada o incluso notar que la piel empeora. ¡No repitáis si el producto no cumple lo que promete o no nos da el resultado esperado! Hay demasiadas marcas y productos en el mercado como para repetir con algo que no nos funciona.
  • La piel no se acostumbra ni se cansa: es un mito que cree mucha gente, la piel no se acostumbra a ninguna crema por mucho tiempo que la usemos. Si algo te funciona ¡no cambies! Es muy difícil encontrar con nuestra crema ideal y muchas veces habremos comprado muchas de ellas antes de encontrar la que mejor nos va. Por ese motivo cuando encontréis la que os va bien, no cambiéis.
  • Cambia de crema en función de la estación del año: no es necesario cambiar de crema 4 veces (4 estaciones), pero sí cómo mínimo una para primavera/verano y otra distinta para otoño/invierno. Las cremas de primavera/verano tienen que ser más ligeras y SIN siliconas, ya que en verano sudamos mucho y los poros tienen que respirar y dejar pasar el sudor. Además las cremas de primavera/verano tienen que llevar SÍ o SÍ protector solar como mínimo SPF25. Me niego totalmente a usar una crema en verano que no tenga protección solar. En verano siempre uso un filtro solar aparte que hay que renovar cada 2h. Normalmente lo uso en spray para que no me destroce el maquillaje. En cambio en invierno las cremas pueden ser más densas (aunque si tienes la piel grasa mejor que sea ligera, por lo que puedes seguir usando la de verano).
  • Es mejor usar otra crema para la noche (siendo más nutritiva la de noche y más hidratante la de día). Si no tenéis presupuesto para 2 cremas, no pasa nada por usar de noche la de día y menos todavía si además usáis un sérum. Si vais a usar una sola crema para ambas cosas, que contenga protección solar y que tenga el tratamiento que necesitéis (que aporte luminosidad, que quite la fatiga, que sea antiarrugas...)
  • Es recomendable utilizar un sérum como mínimo por las noches: después de la limpieza facial y antes de nuestra crema de noche, es recomendable utilizar un sérum. Un sérum es como una especie de gel o crema pero que se centra en el tratamiento y en los ingredientes, no en la hidratación como lo que hacen las cremas. Llevan una concentración mucho más alta de antioxidantes, despigmentantes, etc... y son casi obligatorios a partir de los 40. Antes se puede prescindir de ellos, (nunca de una crema hidratante), aunque si los usáis antes mucho mejor, siempre y cuando sea para tratar los problemas de vuestra piel y no con ingredientes que todavía no necesitáis.
  • Cremas purificantes o ácido glicólico: son cremas que sirven para renovar las células de la piel, para exfoliarla desde dentro y renovarla. Hay muchísima gente que no las sabe usar. En primer lugar, NO se deben usar nunca en verano, ya que durante el tratamiento la piel es más sensible a los rayos del Sol y se debe usar un protector solar alto, por lo que se deben usar en invierno. Se deben usar como cremas de noche, no como cremas de día y solamente 2/3 noches a la semana, el resto hay que dejar descansar a la piel. Van muy bien para el acné o para las manchas, pero no hay que pasarse con ellas y hay que usarlas bien. El tratamiento puede durar como máximo 3 meses y es bueno hacerlo una vez al año. Si la crema es de ácido glicólico su concentración no debe superar el 6% a no ser que nuestro dermatólogo nos recete una dosis superior.
  • Cremas con retinol: el retinol es uno de los ingredientes antiarrugas mejores que existen en el mercado. Las cremas con retinol, las de colágeno o ácido hialurónico son las más efectivas del mercado, sin embargo, con el retinol hay que tener cuidado. Al igual que las de ácido glicólico, la piel se vuelve más sensible al Sol y no se recomienda usarlas en verano. Por tanto os recomiendo usarlas en otoño/invierno y usar otra antiarrugas el resto del año.
  • No es lo mismo antiarrugas que antiedad: una crema antiarrugas es un tipo de crema antiedad. Dicho de otra manera, una crema antiarrugas es también antiedad, pero una crema antiedad puede que no sea antiarrugas. Las cremas antiarrugas como su nombre indica, luchan contra las arrugas, las cremas antiedad pueden ser antiarrugas también, pero luchan contra todos los signos de la edad en general (manchas, descolgamiento...)
  • No es lo mismo hidratante que humectante: una crema hidratante es la que aporta hidratación a la piel (por ejemplo en la piel seca, una crema hidratante le aportará un extra de hidratación que la piel no tiene), en cambio una crema humectante es la que conserva la humedad que ya existe en la piel, es decir, ayuda a que la piel no pierda su humedad (ideales para la piel grasa). Una piel seca necesitará una crema humectante que además sea hidratante. Una piel grasa puede que con una crema humectante tenga suficiente. Todas las cremas son humectantes. Una hidratante es humectante pero una humectante puede que no sea hidratante.
  • Una BB/CC Cream no es suficiente: opino que las BB/CC Creams son una maravilla, para mí son la solución para no tener que usar base de maquillaje a diario y para tratar mi piel mientras estoy maquillada, cosa que las bases de maquillaje no hacen (todo lo contrario más bien, ya que hay que quitarlas como máximo a las 8h, si no lo haces no pasa nada, pero no será muy saludable para tu piel, sobretodo si la base no es de alta calidad). Sin embargo, opino que levantarse y ponerse tu BB/CC Cream sin usar primero una crema no es suficiente. Se puede hacer un día porque tenemos prisa, pero en general la piel te agradecerá usar crema y después BB/CC Cream a diario y en ocasiones especiales usar base de maquillaje.
  • Utilizar contorno de ojos: la zona del contorno del os ojos es más sensible, por lo que debe utilizarse una crema específica para ella. Se puede usar la misma por la noche que por la mañana, pero que sea específica para el contorno. Pueden tratar bolsas, arrugas, ojeras o todo a la vez, dependiendo de vuestra necesidad.
  • Primers o prebases de maquillaje: casi todos los primers o prebases llevan siliconas, por lo que no es bueno usarlos a diario y os los recomiendo sólo en ocasiones especiales. Hay algunos que son sin siliconas o no tapan los poros y que sí podéis usar, por ejemplo las de SLA que además tienen certificado BIO (no es que las demás no se puedan usar, pero no son recomendables a diario):
Ahora que ya sabéis cuáles son los tipos de cremas que existen, cuando debemos usar cada una y qué usar en cada época del año, ahora os voy a explicar qué hay que buscar en una crema a la hora de decidirnos por comprar una u otra. 
Para poder pasar a esta segunda parte lo primero que tenéis que conocer es cómo funciona la industria cosmética. 
Siempre he dicho que no se trata de que lo natural siempre sea mejor, sino que la industria cosmética está llena de ingredientes económicos derivados del petróleo, que consiguen crear cremas y productos muy atractivos pero que no sólo no aportan beneficios, sino que muchas veces son perjudiciales para nuestra salud y para nuestra piel.
La nueva normativa de cosmética europea, no permite testar los cosméticos en animales, por lo que esto ya no es una cosa que tengamos que buscar ya que los cosméticos testados en animales han dejado de estar permitidos, pero sí que se siguen permitiendo ingredientes que no han demostrado ser lo suficientemente nocivos como para ser retirados del mundo de la cosmética, pero que aún así no son nada recomendables.
Potigirls dice NO a los parabenos, NO a los PEG y no a toda una lista de ingredientes que no vienen al caso en esta entrada, pero que pronto publicaré. Habrá un post largo y tendido sobre este tema.
Voy a centrarme en el tema de hoy que es en cómo elegir una crema y otro día ya nos centraremos en los porqués.

  • No es mejor una marca que otra por ser más cara o más famosa: hay marcas de cosmética que gastan dinerales en publicidad, imagen, packaging, campañas... todo eso tiene un coste que encarece los productos. Además, hay muchas marcas de moda de alta costura que tienen su propia gama de cosméticos (Chanel, Calvin Klein, Yves Saint Laurent, Armani...) y que aprovechan su reputación en el mundo de la moda para vender cosméticos, sus cajas y envoltorios aparte de tener mucho glamour encarecen los productos una barbaridad y lo que realmente importa, los ingredientes que llevan, quedan en 2º plano, siendo a veces buenas sus fórmulas pero otras dejan mucho que desear. Además sus precios están increíblemente hinchados. Os recomiendo que si lo que buscáis es maquillaje, compréis marcas que se dediquen exclusivamente a eso, o si buscáis una crema, otros tantos de lo mismo.
  • No miréis el packaging, ni la publicidad, ni la actriz que lo publicita, MIRAD LOS INGREDIENTES: una buena crema no tiene que tener más de 3 líneas de ingredientes (o no más de 20), los ingredientes que tratan (por ejemplo, si una crema dice "hidratante con aloe vera", pues el aloe vera tiene que estar al principio de la lista y no al final). Los ingredientes van por orden en función de la cantidad en la que se encuentran. Por tanto por ejemplo una crema que ponga agua, glicerina, dimeticona, alcohol, PEG-100 y una larga lista de ingredientes que no aportan nada a la piel, salvo una textura, aroma, color, etc... a la crema, y al final de todo quizás pone algún principio activo, pues os podéis hacer una idea. Si váis a una droguería y compráis agua, glicerina, siliconas, alcohol... puede que 1 litro os salga por 2/3 euros, así que os podéis hacer una idea de lo que pueden costar 50ml... es decir, os estarán vendiendo nada a precio de oro. Por tanto hay que mirar muy bien siempre los ingredientes. Por muy bonito que sea el packaging, por mucho que salga en la tele o por mucho que lo anuncie nuestra actriz favorita.
  • Mirad la cantidad que contiene y la fecha de caducidad: hay cremas que aparentan caras pero que contienen mucha cantidad y a veces duran el doble de tiempo o más que otras más baratas. Por tanto, con el tiempo nos van a cundir más. Debéis mirar todo esto para ver si lo barato puede acabar saliendo caro o al revés. En cuanto a la fecha de caducidad, sobretodo en los contornos de ojos, aunque la mayoría tienen sólo 15ml, no se suelen utilizar los 15ml en los 6 meses que suelen durar.  Yo siempre intento mirar contornos que duren 12 meses y que contengan mayor cantidad de 15ml si puede ser. No quiero hacer publicidad de ninguna marca, pero en este sentido me encanta Yves Rocher. Aparte de gustarme bastante la mayoría de sus formulaciones y su precio, muchas de sus cremas tienen la fecha exacta de caducidad, lo cual al menos a mí, me da confianza en la marca por su rigurosidad. En todo caso, aunque no haya expirado la fecha de caducidad, si la crema cambia de color o huele mal, tiradla y dejadla de usar automáticamente.
  • ¡Ojo con los estudios cosméticos! No os creáis nada de nada sobre los "estudios" que dicen "más de 1 millón de mujeres lo han probado...", "quitaba las arrugas en el 90% de las mujeres..."o las cremas  que intentan vender diciendo "lleva arcilla de las Islas Griegas" o "contiene perlas del Pacífico" o "piedras semipreciosas". En primer lugar, los hipotéticos "estudios" están hechos por ellos mismos y no por un organismo autónomo que los acredite. En segundo lugar, si un cosmético lleva arcilla blanca, por ejemplo, no importa que la arcilla sea griega o marroquí, a no ser que un estudio riguroso y ajeno a la marca avalado por una entidad de prestigio reconozca unas propiedades en la arcilla griega que la marroquí no tenga. El hecho de contener perlas del Pacífico, otros tantos de lo mismo, además de que no hay estudios que demuestren que las piedras preciosas o las perlas tengan beneficios en la piel o en todo caso si los tuvieran, no tienen porqué ser los ingredientes más caros los que aporten más beneficios a la piel. Por ejemplo el oro, está demostrado que aporta luminosidad en la piel, pero el ginseng por ejemplo, aporta tanta o más que el oro y sin embargo, es un ingrediente mucho más económico.
Mi consejo: no os gastéis fortunas en cosméticos, hoy en día hay muchísimas marcas de cosmética en el mercado como para que haya una grandísima variedad de productos que funcionan con precios no abusivos. También os aconsejo que intentéis usar productos con los ingredientes lo más naturales posibles.
El otro día una amiga me decía que a ella los ingredientes naturales es que no le hacían nada, entonces yo le pregunté si le hacían algo los que no eran naturales y me dijo que tampoco. Entonces yo la hice reflexionar...
Los cosméticos no hacen milagros, sólo previenen y retrasan los efectos del tiempo en la piel. La naturaleza nos ha dotado de muchísimos vegetales, plantas, frutas e ingredientes naturales con todas las propiedades que nuestra piel necesita. No es que los ingredientes artificiales sean peores. 
El único problema es que vivimos en un mundo en el que la industria intenta sacar el máximo beneficio con el mínimo coste posible y en lugar de dar prioridad a los buenos ingredientes (sean naturales o artificiales), dan prioridad a que sean atractivos a bajo coste (sin importarles sus efectos a largo plazo o sus beneficios). Sólo las ventas y los beneficios. Por este motivo es mejor elegir ingredientes naturales, ya que la industria cosmética gasta muy poco dinero en investigar ingredientes artificiales beneficiosos.
Todo lo que he dicho también es aplicable al maquillaje y los productos de maquillaje. Tened cuidado también con las marcas que dicen ser naturales (por ejemplo los jabones de glicerina, muchos los llaman naturales y en realidad no lo son), de hecho secan la piel si no están acompañados de ingredientes altamente humectantes. Así que cuidadín con Lush, por ejemplo... Que parezca natural no quiere decir que lo sea. De Lush os hablaré un día con más calma.

Espero que no se os haya hecho demasiado largo el post, pero creo que era necesario contaros todo esto. Si se me ha olvidado algo lo agregaré, ya que lo he ido escribiendo sobre la marcha.

¡Gracias por leer!

 photo CM2_zps90f7333b.png

Echa un ojo a estas entradas

16 comentarios :

  1. yo intentaré comprar productos profesionales, cuando pueda. Los de los supermercados no hacen nada y al final sale más caro.. un beso

    ResponderEliminar
  2. Para nada se hace largo, más bien es muy interesante y ameno de leer, además que has dado buenos consejos, yo había muchas cosas que no tenía en cuenta!

    ResponderEliminar
  3. muy interesante,yo tengo cremas con acido glicólico pero la uso como tu dices, y sin pasarme por supuesto,besos guapa

    ResponderEliminar
  4. Esta entrada esta genial. Enhorabuena porque esta muy currada y muchísimas gracias por tus consejos ;)

    ResponderEliminar
  5. ¡Bravo! Este post está curradísimo... :)

    ResponderEliminar
  6. Muy buena esta entrada, había cosas como las cremas de acido glicolico que no sabía que no deben usar todos los días. Muchas gracias por este post

    ResponderEliminar
  7. Muy buen post! Muy bien explicado todo.Gracias
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado el post y me ha ayudado mucho.
    Muchas gracias por toda la información.

    Un besín

    ResponderEliminar
  9. Muy buen post, muchas gracias por los consejos, tienes mucha razón.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  10. Muy buen post, se nota como lo has trabajado. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  11. Que útil guapa!un besote!
    Mivida Enblog

    ResponderEliminar
  12. muchísimas gracias por tan amplia y valiosa información, un besazo

    ResponderEliminar
  13. Vaya pasada de entrada, lo que te la has currado!! Y es que engancha a leerla toda, porque me la he leido entera eh?xD
    Que por cierto!! Me ha matado y me he reido un rato con lo de "si brillamos más que las luces de neón de un local de alterne" que graciosa!!
    Y muy util el post :)

    ResponderEliminar
  14. Esta entrada me ha resultado muy util besitos

    ResponderEliminar

¡Comenta y comparte si te ha gustado!

Anuncio