Descubriendo Soaphoria

Hace poco he descubierto en Fapex (ya sabéis la devoción que tengo por esta tienda online checa), una nueva marca que me ha fascinado y con la que repetiré sin duda alguna: se trata de Soaphoria, una marca de cosmética natural que despierta todos los sentidos.
Soaphoria nació con la filosofía de crear una marca de cosmética natural y orgánica, con materias primas de primerísima calidad. Todos sus productos son libres de aditivos sintéticos, están hechos a mano y solamente añaden a sus cosméticos los conservantes necesarios que también cumplen con un alto estándar de calidad.
Además el cultivo de todas las plantas e ingredientes que utilizan, es libre de pesticidas y fertilizantes químicos. Compran la producción de los agricultores regionales y evitan los ingredientes de origen animal. Por ejemplo, la glicerina que utilizan está hecha a base de soja. 
Utilizan envases respetuosos con el medio ambiente y todos sus productos son 100% libres de crueldad animal.


Con esta presentación inmejorable, comprenderéis porqué tenía tantas ganas de probar esta marca. En Soaphoria podremos encontrar desde los clásicos jabones de glicerina; diferentes aceites (de zanahoria, de pepitas de uva, de coco, de semillas de amapola...); mascarillas faciales (de las que ya tengo varias en mi wishlist) y los soufflés corporales (hoy os enseñaré dos de ellos), que son uno de los productos estrella de la marca ¡y no me extraña! 


Como podéis ver, la presentación está muy cuidada, envases de cristal con cierre al vacío y es que la marca nos dice que todos sus productos están creados con mucho amor y no lo dudo, se nota desde el primer momento. 
El primero de los soufflés que compré es el soufflé de lavanda de Soaphoria, por si no sabéis lo que son los soufflés, son una especie de cremas corporales con una textura muy especial, tan especial que es única y no la he encontrado en ninguna otra marca.
La textura es como la de un soufflé o un mousse, porosa y esponjosa que casi en el primer instante de contacto con la piel se transforma en una especie de aceite no graso y desprende todo su aroma, deleitando todos los sentidos.
Cuando abrimos el bote nos encontramos con este producto que dan ganas de comérselo y en seguida desprende su olor característico (en este caso a lavanda). Sin embargo, todo el aroma todavía más intenso se desprenderá en el instante de contacto con la piel, ¡toda una delicia!


En cuanto a los ingredientes, son buenísimos, nada que objetar:

♥ Contiene polvo de cacao, rico en vitamina E y en antioxidantes. Además el cacao es un excelente lubricante y prevendrá las lesiones en la piel. Combate los radicales libres y previene que la piel sufra de un envejecimiento prematuro.
♥ Aceite de coco: es antibacteriano y ayuda a la piel a prevenirse de infecciones. Contiene ácidos grasos que ayudan a restablecer el pH de la piel.
♥ Aceite de oliva: son archiconocidos la gran cantidad de beneficios que tiene el aceite de oliva en la piel: entre ellos es altamente humectante y previene el envejecimiento de la piel.
♥ Por último, extracto de lavanda. La lavanda es calmante y relajante, por lo que nos ayudará a relajarnos, por ejemplo, en una ducha nocturna. Además en antiséptica y antifúngica, ayuda a reducir las cicatrices y a acelerar la curación. Es buenísima contra el acné, el eccema y tiene propiedades antiarrugas.


Ya está. No tiene más ingredientes. Tampoco necesita más, simplemente perfecto, todo el poder de la naturaleza directo a nuestra piel, trabajado con mucho amor en forma de soufflé. Su precio son 9.20€ en Fapex y contiene 125ml de producto, cantidad bastante generosa, ya que cunde bastante.

El otro soufflé que compré y que también me ha fascinado es el soufflé Innocence de Soaphoria. Lo compré un poco a ciegas porque por el nombre no tenía muy claro cuáles serían sus ingredientes, pero ahora que ya lo tengo, os informo a vosotros para que no compréis a ciegas como hice yo.


A diferencia del anterior, que tenía el color morado característico de la lavanda, éste tiene color amarillo y un aroma más dulzón, súper agradable.


En cuanto a los ingredientes, es prácticamente igual que la anterior, con la excepción de que no lleva lavanda y contiene aroma (que yo juraría que es de vainilla, pero no estoy del todo segura).


Un detalle que me ha gustado mucho de los dos productos es que son libres de aceite de palma y como podéis ver llevan el sello de productos veganos, hechos a mano, naturales y libres de crueldad animal. ¡Así tendrían que ser todos los cosméticos!

Un 10 le doy a esta marca y desde luego os recomiendo encarecidamente que no dejéis pasar la oportunidad de probarla. A diferencia de Lush por ejemplo (digo Lush porque es una de las marcas más famosas de este estilo) no contiene parabenos ni colorantes como muchos de los productos de la marca británica.

Utilizar estos productos es una delicia y me han fascinado los dos soufflés desde el primer momento. La piel se siente profundamente hidratada, saludable, una sensación única que no me han aportado otras cremas corporales. Estas están un paso más allá...

¿Qué os ha parecido Soaphoria? ¿Conocíais la marca? ¿La probaréis?

Esta entrada es una colaboración con Fapex

Sorteo Internacional 5000 suscriptores

Novedades Primark Primavera 2017

Todo sobre cepillos faciales, ¿cuál comprar?

Nueva base Photo Focus de Wet N Wild

Potinews Marzo 2017

Lo Mejor y lo Peor de Febrero 2017

Nuevo colorete Mauve Me de Nyx

Hoy vengo a hablaros de uno de los últimos coloretes que me he comprado: es el colorete Mauve Me de Nyx. Llevo años siendo fan de los coloretes de Nyx, lo que vamos a obtener es buena pigmentación, buenísima duración, polvo fino y mucha pigmentación, a un precio realmente asequible.
La última colección de coloretes que ha sacado la marca se llama Ombre Blush Nyx y es una colección que tiene un total de 8 coloretes distintos de los que yo me he comprado uno de mis favoritos, el Mauve Me.


Todos los coloretes de esta gama tienen algo muy especial y es que son degradados, es decir, parten de un color clarito y se van oscureciendo. Me parece genial esta idea puesto que a mí me gusta más oscurecer la zona más cercana al contorno e iluminar la zona superior con tono más clarito y con estos coloretes veo mucho más sencillo realizar el degradado.


Es un colorete con una cantidad bastante generosa de producto (8g en total) y además dura 24 meses, tiempo más que suficiente para utilizarlo. 
Al abrir esta cajita de cartón nos encontramos un envase redondo de plástico negro bastante sobrio pero a la vez elegante, muy cómodo a la hora de llevarlo de viaje o en el bolso.


Otra cosa que me ha gustado mucho del colorete es que viene con un espejo interior grande y redondo, parece una tontería, pero que lleven espejo se agradece mucho.
Como podéis ver en la foto de abajo, el tono Mauve Me es un tono malva, entre rosado y morado completamente mate que favorece a todo tipo de pieles y edades.


Me gusta muchísimo sobretodo por su versatilidad, estos colores siempre sientan bien y dan un aspecto saludable a cualquier piel. Además, otra cosa que me encanta es que es un colorete con la pigmentación justa (lo cual no es fácil). Por una parte no es demasiado pigmentado (por lo que no hay que tener miedo a parecerse a Heidi, jeje) pero tampoco es demasiado poco pigmentado, sino que al aplicarlo se nota pero su construcción es modulable.



El hecho de que lleve dos tonos ayuda mucho más a definir los volúmenes del rostro y se pueden utilizar tanto juntos como por separado.
Aquí os dejo los watches dando sólo una pasada con el dedo y me fascina lo sedosos, cremosos y finos que son estos polvos coloreados:


Parece muy natural en el swatch  y realmente queda muy natural en la piel, pero súper favorecedor. Su precio es de 7.50€ cada uno.

Otra joyita que podéis encontrar en Fapex es el iluminador Chaotic de Nyx. Muy en la línea de los coloretes, viene en el mismo tipo de formato y da una luminosidad muy natural al rostro.

Por último tengo buenas noticias para las amantes de los antiguos coloretes de Nyx, en España ya no los podemos encontrar en tiendas y es una pena porque la calidad que tenían era espectacular. De hecho, siguen siendo mis coloretes favoritos de la marca.
Los nuevos mantienen su calidad, pero los antiguos tenían colores muy especiales también que ya no podemos encontrar. Sin embargo, en Fapex tenéis 9 tonos disponibles, así que si os quedásteis con las ganas ya sabéis jeje.

¿Qué os han parecido estos coloretes? ¿A que son una preciosidad?

Esta entrada es una colaboración con Fapex

Paleta Better Together: Too Faced & Kat Von D

Anuncio